De San Martín del Camino a Ponferrada

La jornada aguarda un paisaje muy hermoso acompañado del Palacio de Gaudí, el Chocolate y el Castillo de los Templarios. Una ruta activa, donde no puedes perderte de nada. ¡Buen Camino Peregrino!

Etapa 22 San Martín del Camino – Astorga

La etapa inicia junto a la N-120, atravesando la localidad por completo finalizando en un cartel de despidida, luego se gira a la derecha y a la izquierda para tomar el camino en paralelo a la carretera nacional; en este punto a mano derecha rodea el paso, cultivos y campos.

El desvío hacia Santa Marina del Rey y Villavante no se toma en esta ocasión, continuando en el camino tradicional se encuentra un canal de la presa y un cauce que llega hasta el Cebrones del río. Kilómetros más adelante dejamos a un lado la N-120 por la derecha y se cruza una carretera en Puente de Órbigo. Al poco tiempo se debe superar el Puente del Paso Honroso con una historia muy interesante, que conduce directamente a Hospital de Órbigo y su Iglesia de San Juan Bautista que data del siglo XVIII.

Hospital de Órbigo cuenta con todos los servicios, por lo que podría ser una excelente opción para realizar la primera parada; por su calle principal recorremos la localidad hasta la salida. En este punto se puede elegir entre 2 opciones, continuar de frente por la ruta tradicional que se desenvuelve paralela a la N-120 o a la derecha, una alternativa al camino que va adquiriendo popularidad entre los peregrinos, el cual pasa por Villares de Órbigo y Santibáñez de Valdeiglesias. En Santo Toribio se juntan nuevamente los caminos.

Se toma en esta ocasión se tomará la ruta alternativa, la cual es más tranquila rodeada por parajes hermosos puramente agrícolas, hasta llegar a Villares de Órbigo, localidad que cuenta con los servicios básicos para el peregrino; si es necesario se puede pasar por la farmacia. A la salida se cruza la carretera local para tomar un pequeño camino que pasa por una nave de ladrillo, un merendero y sube por monte bajo, hasta una carretera local en dirección a Santibáñez de Valdeiglesias.

La localidad se recorre en poco tiempo saliendo hacia un camino pedregoso y rodeado de cultivos y parcelas de vid. Luego se encuentra una bajada presente durante aproximadamente 700 metros para subir ligeramente por un tramo corto rodeado de árboles, a partir de este punto esperan numerosos toboganes hasta llegar a un altiplano, en donde se encuentra la conocida Casa de los Dioses una nave construida en el lugar.

Al cruzar una carretera se llega al punto de encuentro entre las dos opciones, Santo Toribio, el cual cuanta con mirador hacia la ciudad de Astorga. Inicia entonces una bajada para entrar a San Justo de la Vega, saliendo muy pronto por una pasarela junto al puente de piedra, para luego tomar el camino en dirección al río Jerga y pasar el puente para girar a la izquierda, una vez más se toma la una pasarela metálica.

El puente es considerado como un auténtico laberinto, por lo que hay que tener precaución y buen ritmo, hasta llegar al aviso que da la bienvenida a Astorga con su nombre románico: Asturica Augusta.

Astorga ofrece muchos lugares donde disfrutar de su cultura que complementan la experiencia con el Palacio de Gaudí o Palacio Episcopal, el Museo del Chocolate, la Catedral de Santa María, el Ayuntamiento de Astorga, las Murallas y por supuesto, su plato tradicional, el Cocido Maragato, las mantecas y los hojaldres.

 

Etapa 23 Astorga – Foncebadón

La salida de la ciudad romana va marcada por la calle Portería, la cual conduce al final de la calle por la derecha hacia la calle San Pedro, para cruzar el paso peatonal en dirección a Castrillo de Polvazares por la calle Mártires. Se avanza paralelo a la LE-142 hasta Valdeviejas, lugar donde se encuentra la ermita del Ecce Homo y a pocos metros la autovía A-6.

Nuevamente se encuentra un andadero junto a la LE-142 el se toma y conduce hasta Murias de Rechivaldo. Superada la población se recorre un camino recto de aproximadamente 2 kilómetros hasta cruzar la LE-142, dejándola atrás casi inmediatamente para tomar un andadero junto a la LE-CV-192 hasta entrar en la localidad de Santa Catalina de Somoza.

En Santa Catalina se puede tomar un descanso bien merecido luego de la larga caminata antes de continuar. Se recorre la localidad por la calle Real para retomar el andadero junto a la LE-CV-192 hasta El Ganso, el cual se pasa en poco tiempo al girar a la izquierda, pasar por una fuente y la Iglesia de Santiago y retomar el monótono andadero. Durante la ruta se supera el puente de Pañote, girando a la derecha para tomar el camino que conduce hasta Rabanal el Camino, el siguiente punto en la etapa. Se avanza junto a la valla de cruces de palos, lugar donde peregrinos de todas partes del mundo se detienen para colgar y dejar su cruz.

Se despide la LE-CV-192 para entrar a Rabanal del Camino, superando la etapa en 20,3 kilómetros representado una de las etapas más cortas del itinerario. Muchos peregrinos avanzan hasta Foncebadón, cumpliendo un itinerario de 26 kilómetros. Sin embargo, es preciso mencionar que hay que asegurarse si hay plazas disponibles en los alojamientos en Foncebadón, sobre todo en temporada de verano, para evitar contratiempos.

Se continua el paso superando la calle principal de la localidad de Rabanal del Camino hasta tomar un camino entre arbustos de piornos, luego cruzar la carretera y seguir por la izquierda hasta la carretera LE-142, durante el tramo se encuentra una fuente. Un par de kilómetros más adelante se entra a Foncebadón. Cuenta con varios establecimientos, como tienda, bar y restaurante.

 

Etapa 24 Foncebadón – Ponferrada

La localidad se despide por final de su calle tomando el camino hacia la izquierda, rumbo a la carretera LE-142. Por el andadero paralelo a la carretera se va desarrollando la etapa hasta llegar a la emblemática Cruz de Ferro o Cruz de Hierro, alcanzando los 1500 metros, el punto más alto en el Camino Francés. Junto a la Cruz se encuentra una pequeña capilla adjudicada a Santiago Apóstol.

Se continua por el andadero paralelo a la LE-142, para llegar al refugio de Manjarín y luego a El Acebo. Unos 4 kilómetros de camino, inicia el descenso por un tramo pedregoso y fuerte pendiente que hay que superar con precaución, hasta llegar finalmente a la localidad de El Acebo.

El Bierzo aparece por primera vez en el camino, al llegar a El Acebo, la cual recibe a los peregrinos con una escultura realizada por Eulogio Pisabarros en memoria del peregrino que falleció mientras hacia el camino, Heinrich Krausse. Se continua por una senda junto a la carretera hasta el cruce a Compludo, para retomar nuevamente la senda y llegar a la población de Riego de Ambrós, atravesándola por completo.

Superando entonces una senda con un pequeño desnivel hasta llegar a campo abierto junto a la carretera, inmeditamente después, se desciende en un tramo con una dificultad considerable hasta encontrar la LE-142. Junto a la carretera se encuentra el Santuario de la Virgen de las Angustias que data del siglo XVII y que continua el camino por un puente medieval sobre el río Meruelo, para entrar en consecuencia a la localidad de Molinaseca.

Molinaseca cuenta con los servicios básicos por lo que es una excelente opción para hacer una parada, descansar y comer algo, en uno de sus restaurantes y bares. Al salir de la localidad se cruza por la calle Real hasta la avenida de Fraga Iribarne, al pie de la LE-142. En unos metros más delante de cruza ala derecha tomando el camino en dirección al río Meruelo, precaución y atención en este punto de la etapa, ya que es confuso el cómo tomar el camino correcto. No se debe seguir por la senda o andadero paralelo a la carretera junto a la urbanización Patricia, sino bajo el arcén izquierdo se encuentra una señal o mojón que indica la señal correcta, conduciendo a una pista con toboganes suaves hacia Campo.

En Campo se encuentra una fuente de estilo romana, donde recargar la botella de agua antes de llegar al final de la etapa. Campos es una población de la Edad Media, con una ermita del Santo Cristo y la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Encina. El final de la localidad va marcada al cruzar el río Boeza para llegar hasta las vías que dirigen el paso hasta la ciudad de Ponferrada.

Ponferrada es una ciudad mágica para disfrutar, con su magnífico Castillo de los Templarios, el Convento de los Concepcionistas, la Basílica de Nuestra Señora de la Encina, el Ayuntamiento, el arco del Reloj, la Fábrica de Luz – Museo de la Energía, Museo del Ferrocarril, las numerosas Bodegas que ofrecen el buen vino de El Bierzo, Museo de La Radio "Luis del Olmo", Museo del Bierzo y su reconocido Botillo, producto cárnico peculiar del Bierzo.

The Santiago Way

Cada lugar del camino tiene su magia y encanto, disfruta al máxima de la ruta jacobea milenaria y mística de la peregrinación que te convierte para siempre en peregrino...