Hidratación en el Camino

La hidratación es esencial para todo aquel caminante, en cualquiera de los niveles de experiencia. El esfuerzo físico requiere un consumo frecuente de agua y líquidos para evitar la deshidratación, que puede traer complicaciones e incluso lesiones relevantes que eviten completar la peregrinación.

El consumo de agua será necesario durante todo el recorrido, incluyendo fuera de las temporadas de altas temperaturas. Así durante las amplias jornadas diarias se mantienen las articulaciones y todo el organismo como buena hidratación para resistir todo el proceso.

Es recomendable mantener la botella o cantimplora llena, antes de salir de los pueblos y al pasar por alguna fuente que se hayan dentro de las rutas. Debe tener presente que no se sabe en que punto se encontrará una fuente y en muchas de las rutas como Vía de la Plata, pueden pasar horas antes de conseguir donde abastecerse de agua; por lo que se debe tener una doble ración. En el caso del Camino Francés, sabemos que cuenta con numerosos establecimientos y lugares donde poder recargar energías y nuestras reservas de agua, sin embargo, al adentrarse en las zonas rurales, será indispensable tener consigo una cantimplora llena de agua suficiente antes de llegar al siguiente punto de abastecimiento.

La prevención será tu mejor aliado, nunca sobrará agua para superar el camino y mantener una excelente condición física mientras lo realizas con esfuerzo y sobre todo mucho entusiasmo en tu macuto.

La cantidad de consumo de agua, varía entre persona a persona, por razones de metabolismo, condición y también del clima, ruta y kilómetros a recorrer. Sin embargo, cualquier persona necesita beber agua para mantener sus niveles.

Por motivo a la falta de aseos públicos, muchas personas especialmente mujeres evitan beber agua suficiente para evitar tener que evacuar los líquidos al aire libre y a expensas de que otra persona pueda verla. Esto puede traer serias consecuencias, por lo que debemos tener creatividad para beber la cantidad de agua necesaria sin pasar por los inconvenientes de la deshidratación. Como tener calculada la distancia a recorrer y saber en que tanto tiempo se llega al siguiente punto y beber agua a merced unos kilómetros antes.

 

The Santiago Way

Consumir abundante agua, solo traerá beneficios para tu organismo. No te olvides de ir abasteciendo en cada oportunidad tu botella o cantimplora, durante las jornadas diarias y descansar muy bien, al final de la etapa. Con nosotros, tendrás los mejores consejos y recomendaciones para que vivas el camino al máximo... ¡Contacta!

Formulario de Contacto