Imprescindibles para llevar al Camino de Santiago

Prepárate para vivir la aventura de en el Camino de Santiago. Lo primero que debes hacer, es decidir en qué época del año viajar, claramente, este factor variará el contenido de tu mochila. En este segmento, te apuntaremos los artículos indispensables para llevar como equipaje de peregrino del Camino de Santiago, tanto si decides llevar contigo la mochila como si has preferido llevar un bolso mucho más pequeño con lo necesario para superar la etapa y contratar con nosotros nuestro servicio de transporte de equipajes.

Es necesario mencionar, que en todos los alojamientos que visitarás disponen de área de lavandería, por lo que tendrás la oportunidad de lavar tus prendas de vestir y contar con ellas al día siguiente.

 

¿Qué llevar para el Camino de Santiago?

Mochila

Evidentemente es el artículo más importante para el camino, sea cual sea nuestra modalidad y época para el viaje. Por lo que es indispensable una mochila, preferiblemente anatómica, ya que se adaptan al cuerpo y a la altura de la persona, además de ser ligeras.

Se recomienda siempre, que el contenido de la mochila no supere el 10% de nuestro propio peso, debido a las largas caminatas que van “aumentando el peso” de la mochila con cada paso. Mientras más ligera mejor la mochila. Lo ideal es una mochila de 35 a 45 litros de capacidad como máximo.

Tenemos un tips que te servirá mucho a la hora de comprar la mochila ideal para ti; prueba la mochila vacía, sujetándola a la cintura y dejándola libre en los hombros, para comprobar si se mantiene rígida, sino lo mejor es seguir buscando. Además, para los que desean no desconectarse del todo o guardar en fotos hermosos recuerdos, pueden optar por una mochila que incluye una placa solar para tener siempre cargados los dispositivos durante la caminata, como celulares y cámaras.

 

Calzado

Entre las opciones tenemos las Botas de senderismo o zapatillas de Trekking, sujetan bien el tobillo y evitan la entrada del agua, siendo por supuesto, las más adecuadas para toda época del año, además de ser ligeras y flexibles. Sin embargo, todo depende de cómo sientas en comodidad el calzado, se recomienda que sea un calzado previamente utilizado, mínimo un mes anterior al viaje, para evitar rozaduras.

Es recomendable incluir unas chanclas para descansar los pies luego de las caminatas e incluso para las duchas en albergues.

 

Cantimplora o Botella Térmicas

El peregrinar para cualquiera de sus modalidades (a pie y en bici) amerita esfuerzo y desgaste, por lo que la hidratación es primordial para completar las etapas del Camino, principalmente en verano por las altas temperaturas. Cual tipo de botella que almacene al menos 1 litro de agua, será muy útil; sin embargo, lo ideal sería una botella capaz de mantener fría o fresca el agua.

No te preocupes si crees que es poca la cantidad de agua antes mencionada para superar la etapa, durante el camino encontraras diversas fuentes que te permitirán rellenar tu reserva.

 

Higiene Personal

El kit varía entre los gustos y preferencias de cada persona, sólo toma en cuenta llevarlos en la presentación más pequeña, dependiendo siempre del tiempo de viaje. A continuación, te mencionaremos los más importantes:

  • Cepillo y pasta de dientes
  • Champú y gel de baño
  • Desodorante
  • Toalla de micro-fibras: secan muy rápido.
  • Pañuelos
  • Peine
  • Protector solar 
  • Vaselina: ayuda a prevenir rozadoras, se debe aplicar en los pies antes de cada etapa.
  • Papel higiénico.

 

Botiquín

Un botiquín de primeros auxilios es necesario, para solventar cualquier situación que se pueda presentar por el propio desgaste físico. Existen en el mercado botiquines muy compactos y ligeros, a ellos debes añadir:

  • Antiséptico (Betadine): bote pequeño.
  • Analgésicos/Medicamentos: Aspirinas, Ibuprofeno, Paracetamo, los que necesites + algunos básicos.
  • Tijeras, pinzas

 

Ropa

El estilo y la cantidad de ropa necesaria dependerá de la época del año de tu viaje, invierno o verano, y por supuesto, el número de días. Te mencionaremos los principales para que no cargues con pesos extras innecesarios.

  •  Pantalones: los ideales son los senderismo e impermeables. Lleva un par, largos, cortos o modulares según la época en la que se realice el camino y que cuenten con un buen sistema de transpiración para evitar el sobrecalentamiento en los meses de mayor temperatura.
  • Pantalones para el descanso: lleva los más cómodos posibles.
  • Sudadera o jersey: Finos y cómodos, que pesen poco y no ocupen demasiado espacio.
  • Un par de camisetas: lo mínimo recomendado, que sean ligeras y comodas.
  • 3 o 4 cambios de ropa interior y
  • Calcetines: 2 o 3 pares preferiblemente antiampollas.
  • Sombrero, gorra, visera o pañuelo
  • En caso de frío y viento:
    • Un polar.
    • Gorro, bufanda (o braga térmica) y unos guantes finos.
  • En caso de lluvia
    • Impermeable: lo suficientemente grande para cubrir al peregrino y a la mochila.
  • Para el verano:
    • Bañador.
    • Gorro, bufanda (o braga térmica) y unos guantes finos.

 

Otros:

Se aconseja incluir una Navaja multiusos pequeña y ligera.

Bastones, es una excelente opción para los peregrinos y muy popularizado en los últimos tiempos, por el apoyo adicional que aporta para superar las etapas.

Gafas o lentes de sol.

Cargador: si decides viajar con algún artefacto tecnológico, como celulares o cámaras.

 

Indispensables para tu viaje
  • Documento de identificación (DNI, NIE o Pasaporte)
  • Tarjeta sanitaria
  • Dinero en efectivo, tarjeta de debido y/o crédito: lleva en efectivo lo necesario, ya que, durante todo el camino hay cajeros donde poder ir sacando dinero.
  • Credencial del Peregrino: es el mejor recuerdo que tendrás del camino. Cada sello equivale a una etapa superada, por lo que sirve de aval para acreditarse como peregrino. Con el puedes alojarte en los albergues del Camino de Santiago y además recibir descuentos para los peregrinos.

The Santiago Way, tu mejor aliado

Sino quieres viajar con el peso de la mochila encima, solo debes solicitar nuestro servicio exclusivo de transporte de mochilas.

En este caso, te recomendamos llevar contigo, un bolso pequeño con lo necesario para superar la etapa. En la lista te incluiremos: cantimplora o botella para el agua, una toalla o pañuelos de papel, un botiquín compacto de primeros auxilios, un impermeable para las lluvias repentinas, una navaja (opcional), bastón (opcional) y un gorro. No te olvides de la documentación y el dinero en efectivo y tarjetas. Conoce los beneficios de un viaje planificado, leyendo "Camino de Santiago Organizado: ventajas e inconvenientes".