Kit de primeros auxilios, ideal para el Camino de Santiago

La preparación para emprender el Camino de Santiago es necesaria totalmente, para así disfrutar al máximo de la experiencia sin preocupaciones durante cada etapa y por supuesto, en cuanto surja una situación que lo requiera, tener a la mano lo básico para solventar cualquier inconveniente.

Antes de iniciar el Camino, lo mas conveniente es encontrarse en una muy buena condición física, ya que el esfuerzo que conlleva caminar largas jornadas diarias, hasta llegar a Santiago, incluye agotamiento, desgaste y cansancio, por lo que necesitaras un aporte extra de tu cuerpo para completar cada etapa.

Los kits que venden en la farmacia son genéricos y traen lo básico, nosotros te recomendamos preparar uno, especial para los peregrinos en el Camino. Resaltamos que las personas con enfermedades muy definidas como alergias, diabetes, enfermedades crónicas, entre otros, deben ir preparados para contratiempos y antes de viajar, consultar a su médico para prevenir cualquier situación.

Kit de primeros auxilios

¿Por qué llevar o preparar un kit de primeros auxilios para el Camino de Santiago?

La respuesta es muy sencilla. Pese a que es poco frecuente los accidentes o enfermedades en el Camino, es muy importante llevar consigo remedios para solventar situaciones de pequeñas cortaduras, inflamaciones musculares, rozaduras por el calzado, dolor en las articulaciones e incluso menos quemaduras en la piel por el sol.

¿Qué llevar en el kit de primeros auxilios?

Debe llevarlo esencial para no sobrecargar la mochila con cosas innecesarias. La lista que a continuación te mencionamos, lleva lo mas imprescindible a la hora de solventar los inconvenientes más comunes durante las largas caminatas. Por supuesto, en caso de situaciones mayores, es recomendable llevar contigo el número de tu aseguradora de viaje o el número de emergencia.

- Estuche contenedor ligero, de un color visible.

- Alcohol, el antiséptico predilecto de cualquier kit.

- Vendas o gasas, para cubrir y proteger cualquier herida.

- Tijeras y pinzas, para cortar las vendas y extraer objetos diminutos de las heridas.

- Pomada o gel analgésico, ideal para torceduras y dolores de espalda y articulaciones.

- Antipiréticos, analgésico y antinflamatorios, para cualquier kit es necesario llevar productos para situaciones de fiebre o dolor; como el Acetaminofén, Paracetamol, Ibuprofeno, Diclofenaco, entre otros.

- En caso de hipoglucemia, lo ideal es llevar pastillas de glucosa, pero también tiene excelentes resultados llevar un caramelo, un poco de azúcar o chocolate.

- Crema sintética o vaselina, para prevenir ampollas.

- En caso de Ampollas, Clorhexidina es una excelente opción para desinfectar desde adentro la ampolla, acompañada de una jeringa tipo insulina. Lo ideal, siempre es consultar con su médico de cabecera, para conocer cuál es la mejor opción en caso de ampollas, y seguir los pasos recomendamos. También el Compeed, el cual es un apósito, ideal para tratar ampollas, ya que alivian el dolor de manera inmediata y ayudan en la cicatrización.

- Protector solar y repelente de mosquitos.

- Otros medicamentos: antidiarreico, alivio para las náuseas, antiácido, antihistamínico (picadas insectos), hidrocortisona (irritación de piel, hinchazón), tiritas de diversos tamaños, apósitos para las rozaduras, desinfectante de manos, guantes de látex y tiritas de mariposa (puntos de sutura); también puedes incluir preservativos.

- Medicinas para tratamientos de enfermedades personales.

 

Sigue leyendo: Camino de Santiago organizado: ventajas e inconvenientes”.

Formulario de Contacto