Leyendas del Camino de Santiago

Generación tras generación ha transmitido entre peregrinos y lugareños del camino, cuentos inéditos e imposibles de creer, que alientan a todos los romeros llegados de todo el mundo durante las diferentes etapas de los caminos hacia Santiago de Compostela. La experiencia propiamente del Camino de Santiago, es único e irrepetible, si has hecho el camino habrás escuchado más de una vez algún cuento del camino, y sino lo has hecho, los conocerás indudablemente.

Te mencionaremos a continuación las leyendas más sonadas y escuchadas del Camino, y cuando pases por los lugares, lo recordarás, sentirás y percibirás su energía y sensaciones que te erizarán la piel.

1. Los Pastores del Estella

En el poblado de Estella, se encuentra la Basílica de Nuestra Señora del Puy, que acoge la imagen de la Virgen del Puy, patrona de la localidad. Cuenta la leyenda que, en el año 1085, los pastores con sus ovejas se reunían muy frecuentemente en la falda del monte Puy. Un día vieron que sobre la cima caían muchas estrellas y decidieron dirigirse al lugar, lo que encontraron fue sorprendente; había una cueva y dentro de ella una imagen de la Virgen.

Inmediatamente, se dirigieron a avisarle al sacerdote de la parroquia lo que había sucedido. El párroco y su comitiva acudieron a la zona relatada por los pastores, ante su asombro y comprobar la anécdota de los pastores, decidieron trasladar la imagen del lugar, pero no podían moverla ni un centímetro, alguna fuerza misteriosa lo impedía.

Situación que los obligó a dejarla en el lugar, y construyeron un santuario en el lugar de la aparición.

Los Pastores de Estella

2. El Misterio de Obanos

El Misterio da lugar en la localidad de Obanos, Navarra. Se cuenta que Felicia de Aquitania, una noble y peregrina jacobea, al finalizar su camino y regresar, decide renunciar a su vida de noble y quedarse en Amocaín para cuidar a los pobres.

Su hermano, el duque Guillermo, furioso con su hermana por la decisión tomada, va a buscarla y ante la negativa de ésta, y ciego de ira, la apuñala y Felicia muere en sus brazos. Arrepentido y lleno de remordimientos, confiesa en Roma el asesinato, donde le imponen la penitencia de peregrinar a Santiago de Compostela. A su regreso, decide al igual que su hermana renunciar a la nobleza, a su vida anterior y quedarse en Obanos, como penitente junto a la ermita de la Virgen, en el monte Arnótegui.

Años más tarde será nombrado san Guillermo y la ermita será dedicada a él. Esta leyenda suele escenificarse en la plaza del pueblo en la segunda quincena de agosto.

Entrada de Obanos

3. Leyenda de Fuente Reniega

El suceso ocurrió en el Alto del Perdón, a pocos kilómetros de Pamplona. Un peregrino llega a la cima agotado y sediento en pleno verano; el diablo, disfrazado de un joven apuesto y caminante, le ofrece refrescarse indicándole una fuente oculta, a cambio de renegar de Dios, el peregrino no aceptó. Luego que renunciara a la Virgen María y por último del Apóstol Santiago, y tampoco aceptó, manteniendo el peregrino su fe a toda costa, aún estando tan agotado.

El peregrino empezó a rezar y pedir ayuda a Dios; entonces el diablo desaparece y en su lugar, el Apóstol Santiago se le aparece vestido de peregrino, levanta al moribundo y le señala la aparición de una fuente, donde con su ayuda el peregrino logró saciar su sed.

Fuente Reniega

4. Leyenda del Txori o “el pájaro y la Virgen”

La leyenda ocurre en Puente la Reina (Navarra), a principios del siglo XIX. Se relata que un pájaro visitaba la capilla de la Virgen del Puy, ubicada en la torre central del puente románico o de los peregrinos. En las fechas importantes para la ciudad o el resto de Navarra, el pajarillo limpiaba con sus alas, las telarañas del busto y lavaba el rostro de la Virgen con agua del río que recogía con su pico.

Las visitas de la pequeña ave se sucedieron hasta casi veinte años después por la destrucción de la torre donde se hallaba la Virgen.

Leyenda del pájaro y la virgen

5. El Asno del Apóstol

A Pamplona llega una familia de peregrinos franceses, alojándose así en un hostal para descansar y recuperar fuerzas. La mujer enfermó gravemente por lo que tuvieron que permanecer más tiempo en el hostal, hasta que finalmente murió; convirtiendo la experiencia peregrina en una tragedia.

Pese a la situación, el hombre decide continuar hacia Santiago acompañado de sus dos hijos de corta edad. Por permanecer durante tanto tiempo en el alojamiento, el dueño reclama una buena suma de dinero, que le era imposible pagar, por lo que el peregrino le entrega su asco como forma de pago, para luego seguir hasta Santiago de Compostela.

En el camino, la familia pide al Apóstol ayuda, y al poco tiempo se encuentran aun anciano en pleno camino, que tras una buena conversación presta a los peregrinos un pollino para que les ayude en las largas caminatas. Finalmente llegan a Santiago y el peregrino se ve abordado por una visión del Apóstol Santiago a quien reconoce como el anciano que se había encontrado muchos kilómetros atrás.

Durante su camino para regresar pasan nuevamente por Pamplona, y descubren el fallecimiento del mesonero en un accidente, llegando a oídos de los recién llegados. Todo el pueblo acredita la muerte como un castigo divino por la avaricia del dueño del hostal.

El Asno del Apóstol

6. Poyo de Roldán

Pasando Navarrete y Tricio, La Rioja; se encuentra el Poyo de Roldán. Queda a la derecha de la carretera y se trata de una colina (poyo) que tiene su leyenda:

«En el castillo de Nájera vivía Farragut o Ferragut, gigante sirio descendiente de Goliat y más fuerte que él. Combatió y venció a los mejores guerreros de Carlomagno, excepto a Roldán, que un día desde el poyo divisó al gigante sentado a la puerta de su castillo. Roldán cogió una piedra redonda que pesaba dos arrobas y la tiró en dirección al gigante, al que dio en la frente, cayendo derribado. Desde entonces el cerro se llama Podium o Poyo de Roldán».

Alesón, Poyo de Roldan

7. El milagro del gallo y la gallina

El milagro del gallo y la gallina es una de las leyendas más populares del Camino de Santiago. Sucedió en Santo Domingo de la Calzada, en La Rioja; en el siglo XIV. Un joven alemán de 18 años llamado Hugonell, peregrina con sus padres hacia Compostela, y en su paso por Santo Domingo, deciden quedarse en un mesón. En dicho lugar, trabajaba una muchacha joven que se enamora desesperadamente, para ella amor a primera vista; pero él la rechazó.

Despechada y cegada por la sed de venganza, guarda disimuladamente un el zurrón del joven, una copa de plata y luego lo acusa de robo. A la mañana siguiente, la familia se preparaba para retomar el Camino cuando llega la justicia, para comprobar la veracidad de la acusación realizada por la joven mesonera, registrando el zurrón del joven Hugonell. Le declaran culpable y es condenado a la horca. Sus padres devastados por la noticia, sólo pueden rezar por él al Apóstol Santiago.

Tras cumplirse la condena, sus padres se acercan al cuerpo de su hijo aún colgado para despedirse, éste les sorprendió hablándoles y les dijo que está vivo por gracia del Santo Apóstol. Los padres felices y gozosos, se dirigen hacia el corregidor para comunicarle la noticia, que en ese momento estaba cenando aves; cuando éste oye la historia, se burla y les dice: «Vuestro hijo está tan vivo como este gallo y esta gallina que me disponía a comer antes de que me importunarais». Luego de terminar sus palabras, pasa algo increíble, las aves saltan del plato y se ponen a cantar y cacarear alegremente.

De esta leyenda nació el dicho popular: «En Santo Domingo de la Calzada, donde cantó la gallina después de asada». Se trata de una leyenda muy similar a la Leyenda del Gallo de Barcelos y probablemente ambas tengan un origen común.

Leyenda el gallo y la gallina

8. El peregrino fantasma. Praza da Quintana

Esta historia ocurre en uno de los muros de la Catedral que da hacia la Praza Quintana en Santiago de Compostela. La ciudad sin duda, está llena de historias más o menos fantásticas, una de ellas es la de la misteriosa silueta del peregrino que todas las noches aparece en uno de los muros de la Catedral. La identidad de este fantasma tiene dos versiones.

La primera, relata la historia de un clérigo de la Catedral que, enamorado de una de las monjas de San Paio de Antealtares, le propuso escaparse juntos en la noche haciéndose pasar por peregrinos. Ella aceptó en un principio, pero finalmente no acudió a la cita. Así que él sigue esperando cada noche vestido de peregrino.

La segunda versión narra la historia de un siniestro personaje llamado Leonard du Revenan, era un noble francés que asesinó a su propio padre para tomar su herencia. Descubierto por la justicia fue enviado a Santiago de Compostela como castigo; sin embargo, durante su ruta asesinó a dos personas más. Al llegar a Santiago no encontró donde alojarse, por lo que se dispuso a pasar la noche pegado al muro de la Catedral.

A mitad de la noche se le apareció el fantasma de su padre, perdonándolo por su homicidio, pero condenándolo a esperar eternamente en ese mismo lugar, a las almas de las otras dos víctimas y recibir su misericordia.

 El peregrino fantasma

El Camino de Santiago guarda tantos misterios, secretos y leyendas tan sorprendentes que es posible no creas ninguna hasta que pasas, escuchas y sientes los lugares donde ocurrieron las leyendas y misterios antes mencionados. Si quieres conocer más historias del Camino, lee: "Apostol Santiago: Historia y Leyenda".
Muchos peregrinos afirmar vivir situaciones inexplicables durante su ruta hacia Santiago de Compostela, y es posible que a más de uno le haya marcado de alguna manera. Atrévete a peregrinar con nosotros en el Camino de Santiago y vive la experiencia…
Puedes visualizar nuestro video dedicado a las Leyendas del Camino en Youtube, pincha aquí.