Pasión por el Camino de Santiago

Cada peregrino tiene su historia y una razón que los impulsa a emprender este maravilloso camino hacia Santiago de Compostela. Pero todos coincidimos en un punto, y es que una vez peregrino, peregrino para toda la vida…

Iniciamos el Camino con la mínima convicción de lo que puede ocurrir a lo largo de los días y caminatas para completar cada etapa, obtener los sellos y llegar a la esperada Catedral, con una recompensa única, la experiencia, recuerdos invaluables y, por si fuera poco, la Compostela, un certificado que avala que cumplimos con todos los requisitos de un peregrino que completa el Camino de Santiago.

Sin duda en el Camino se comprueba, que no importa la llegada o destino sino el viaje que te conduce a ese destino. Entonces, ¿cuántas razones necesitas para hacer el Camino de Santiago?

Los paisajes son maravillosos, su gente con su cultura y arte que acompaña al caminante durante las etapas, dan un soplo de aire fresco y de renovación; una combinación perfecta, sumado a momentos de paz y soledad, que atribuyen a momentos de reflexión, exploración a tu yo interno y superación personal. Conocerte en el Camino, será el mejor regalo que te dejará la experiencia.

La perspectiva de la vida y de cómo viajas, puede traer consigo un gran significado; si viajas en pareja con o sin propósito, encontrarán momentos para recordar, la oportunidad de apoyar a tu pareja, de escuchar y ser escuchado, e incluso de solventar ciertas situaciones creando vínculos muy fuertes. Si viajas solo, será el momento ideal para vivir la paz interna rodeado de la naturaleza, conocerás personas con un sello muy especial, tanto lugareños como peregrinos en el Camino, que podrían convertirse en tus acompañantes hasta llegar a la meta, creando lazos únicos con mucho valor. Si viajas en grupo, la experiencia en amistad y compañerismo, trae mucha diversión, pláticas y seguridad, por ir acompañado en medio de tantos kilómetros de soledad.

Para planificar un Camino cómodo y para disfrutar, es recomendable, hacer un espacio modesto de tiempo en la agenda… el objetivo del Camino es salir de la rutina y sin un reloj o calendario que toque tu paciencia diariamente. Conoce donde te alojaras y reserva las habitaciones, así no estarás apresurado por llegar a los albergues, antes de quedarse sin plazas. Nosotros en The Santiago Way podemos planificar por ti un Camino totalmente personalizado, contáctanos dando clic aquí.

Tómate tu tiempo, lleva tu propio ritmo. Mientras peregrinas, pasaras por numerosos pueblos del camino con un atractivo muy particular, disfrútalo, visita sus calles, degusta sus platos típicos, conoce su gente, la experiencia no solo te dejara muy bellos recuerdos, sino también un buen sabor de boca. Recuerda, el Camino de Santiago no es una competencia. Considera la opción de tomarte un día de descanso intermedio y al final de tu itinerario de viaje, para disfrutar de la localidad o de la ciudad de Santiago de Compostela y por supuesto, darle un respiro bien merecido a tu cuerpo después de largas jornadas de caminata.

¿Vale la pena hacer el Camino? En absoluto, es una experiencia maravillosa y realmente te quedarás con las ganas de continuar y repetir por lo menos una vez cada tantos años. Muchas personas, planifican sus caminos una vez cada año y reencontrarse con otros peregrinos que caminaron en su primera vez y crearon vínculos importantes.

Si quieres conocer que llevar en tu mochila, continúa leyendo “Imprescindibles para llevar al Camino de Santiago”.

El que llevar en la mochila puede ser un contratiempo para muchas personas, y más sino están acostumbradas a realizar actividades deportivas, senderismo y no cuentan con una condición física, para soportar y superar las etapas del Camino. sin embargo, existes muchas empresas de servicio de transporte de equipaje que pueden solucionarte uno de tus inconvenientes, nosotros en The Santiago Way, ofrecemos el mejor servicio, donde buscamos tu equipaje en el hotel y lo dejamos en el siguiente hotel, para cuando llegues al final de la etapa, tengas tu equipaje listo en la recepción del alojamiento.

Es recomendable, para personas que no practiquen deportes y no tengan la condición física, hacer una práctica sencilla antes de iniciar el Camino de Santiago. Se trata de realizar pequeñas caminatas o paseos diarias que vayan en aumento, en diferentes terrenos y llevando tu propio ritmo, así estarás preparado para superar las etapas que te esperan en el Camino.

No pierdas más el tiempo, y renueva tu mente, cuerpo y alma, en el Camino de Santiago.

Formulario de Contacto