Viajes iniciáticos en el Camino de Santiago

Un viaje iniciativo es una experiencia que te permite conocer el interior, de crecimiento y evolución, en la que ocurren cambios originados por situaciones adversas que te llevan al límite, provocando diferencias en pensamientos y acciones.

El Camino de Santiago lo asocian con la apertura de la consciencia, 100 de 100 personas, experimentan algún tipo de cambio una vez terminan el Camino. La razón principal es el salir de nuestro sitio de confort, del entorno habitual para explorar otras culturas y lugares “mágicos y energéticos”, donde la persona se desconecta de la rutina, de los problemas del día a día y se abre a nuevas aventuras, a soltar cargas y problemas del pasado.

Muchas personas vinculan los viajes de iniciación con el esoterismo, religión a términos muy profundos y la meditación, y a ciencia cierta tienen un poco de todos, por el factor común de la espiritualidad, y se aprecia dependiendo del punto de vista y de cómo el Camino puede cambiar la perspectiva de la realidad en cada persona. El ir superando las etapas, entre paisajes hermosos y encuentros con personas especiales que aportan a la experiencia del Camino, sin duda evoca a la reflexión en gran medida, donde cada paso es un aprendizaje y empezamos a valorar no sólo la vida en su belleza sin nada más lo que nos rodea, sino también a nosotros mismos, nuestros orígenes y abrimos un espacio de saber especial.

Para hacer el Camino de Santiago, sólo basta un momento de decisión y estar preparados para recibir, un mensaje, una experiencia de reflexión y como cascada, la situación se da para viajar y vivir el camino. Muchos peregrinos defienden la idea de que el peso de la mochila y el dormir en albergues, es la real experiencia del Camino de Santiago; sin embargo, diferimos de esta idea, ya que una organización en el viaje le aportará un plus al Camino, gracias a que la preocupación por encontrar alojamiento donde descansar y cargar pesos encima durante las etapas, se colocan hacia un lado, y solo queda disfrutar. Nosotros como profesionales en el Camino de Santiago, te garantizamos un viaje con la mayor tranquilidad y comodidad posible, para más información consulta aquí.

Los Viajes Iniciáticos, te permiten no solo cambiar de aires como cualquier otro viaje común, sino cambiar de energías y el cambio de lo habitual aporta una percepción distinta de la realidad, nos demuestra que somos capaces de captar aspectos más sutiles que pasan desapercibido con la rutina y los problemas innecesarios, además de poder realizar tomas de consciencia importantes que hacen vibrar el estado interno.

En los Viajes Iniciáticos se aprovecha la oportunidad para desvelar aquella problemas o situaciones que dejaron algo pendiente en nuestro ser, dejamos a un lado el estado natural de la persona, para encontrarse en un momento donde activar reacciones por el intercambio energético entre un lugar y un persona. El estar en el Camino de Santiago, te exige adaptarte al medio que te rodea y estar atento a la oportunidad especial de descubrir, por medio de los tiempos de reflexión y meditación que revelan tú verdadero ser y por supuesto, el experimentar una sensación de felicidad.

Continúa leyendo más sobre el Camino de Santiago, en Noticias The Santiago Way.