Haz el Camino con tu amigo perruno

El Camino de Santiago en su esencia es una experiencia enriquecedora, dando un respiro al alma de la cotidianidad; realizar el recorrido con tu perro, elevará muy positivamente la relación entre ambos, por más fuerte que esta ya sea. La aventura la verás desde otro punto de vista, incluso no habrá tiempo de desánimo, tú conoces a tu perro y el a ti, por lo que serán su complemento para completar el Camino con la mejor de las energías.

Antes de iniciar el camino, debemos elegir cual es el momento ideal para emprender el viaje, considerando las temperaturas altas en verano y bajas en invierno que pueden afectar a nuestro canino. Recomendamos siempre, hacer el camino en Semana Santa, aunque puede llover mucho; de mayo a junio y de septiembre a octubre, en estos meses las temperaturas son suaves, aunque es necesario llevar en la mochila un chubasquero o poncho.

Para los alojamientos, es recomendable hacer las reservas con anterioridad, en mayor medida si se va con una mascota, donde solo ciertos alojamientos los aceptan y por supuesto, si se piensa hacer el camino en verano, donde hay más afluencia de peregrinos en ruta.

La ruta más común para hacer el Camino con un perro, es desde Sarria hasta Santiago de Compostela. Puedes evitar el organizar tu viaje, contactando con nosotros The Santiago Way, seleccionaremos para ti los mejores alojamientos perrunos, cómodos para ti y tu mascota.

 

Como prepararse para el Camino

Antes de iniciar el viaje, ambos deben tener una noción del esfuerzo que amerita para superar cada etapa del Camino. Aunque tu perro esté acostumbrado a hacer deportes, ambos deberán practicar con caminatas que vayan en aumento, ya que las etapas del Camino, en las rutas normales son de 15 a 25 kilómetros diarios de recorrido.

Es importante preparar sus almohadillas, caminando por todo tipo de terreno, para endurecerlas al máximo y que por supuesto, esté en la capacidad de soportar cualquier condición del camino sin sufrir en el proceso. También puedes adquirir productos para endurecerlas e incluso unas botas.

Es necesario desparasitar a tu perro por dentro y por fuera, con unas pastillas para prevenir parásitos y aplicarle antipulgas y antigarrapatas, para que viaje en las mejores condiciones posibles. Para prevenir en cualquier cosa, las molestas garrapatas, puedes llevarlo con un collar antigarrapatas, resistente al agua.

En nuestra mochila, debemos llevarle un poncho o chubasquero para protegerlo de la lluvia o también una toalla de secado rápido (poco pesada).

 

Un Botiquín de Primeros Auxilios

Para llevar un plus de seguridad con nosotros, preparar un botiquín con lo necesario será fundamental, como un desinfectante, vaselina y crema hidratante para las almohadillas del nuestro perro, repelente de parásitos y mosquitos.

 

La alimentación en el Camino

Depende de cómo es tu perro con su alimentación, puedes evitar pesos extras comprando en las tiendas de ultramarinos o supermercados que podrás encontrar durante el camino. Manteniendo siempre su dieta habitual, haciendo pequeñas variaciones, aumentando la ración y repartirlas varias veces al día, por las exigencias que conlleva ser perregrino. Toma en cuenta, recargar agua para tu mascota, al pasar por los ríos, manantiales o las fuentes para el peregrino, para mantenerlo hidratado durante las largas caminatas.

 

Cuidados y precauciones

Cuando la ruta se desenvuelva cerca de la carretera, es recomendable llevarlo atado o controlarlo muy rigurosamente, para evitar situaciones de nervios o accidentes lamentables. También aplica esta recomendación al pasar por pueblos donde haya otros perros, puedes mantener tu palo de peregrino firme para ahuyentar a los perros que deseen acercarse con malas intenciones.

Es importante, celebrar en conjunto el logro de superar cada etapa, y darle una felicitación especial por su esfuerzo. Puedes compensarlo con masajes en las patas y columna.

 

Donde dormir

Es imprescindible la organización de la ruta para evitar que nuestro amigo canino, duerma en cualquier lugar sin la protección y expuestos al frío de la noche.

Por el Camino de Santiago, en especial el Camino Francés, cuenta con numerosos albergues, casas rurales, pensiones, hoteles, hoteles rurales, entre otros, que aceptan tanto gratis como aplicando un costo por suministros, alojarse en el establecimiento a nuestro perro.

Con The Santiago Way, tendrás garantizado la selección de alojamientos que cuenten con esta característica primordial para la comodidad y seguridad de ti y tu mascota. Pueden permitir que tu mascota duerma contigo en la habitación como también proporcionarle un espacio donde pueda dormir tu mascota.

 

Documentación para el Camino

Certificado veterinario de salud y el documento que evidencie la vacuna antirrábica.

Certificado de su identificación con microchip y la cartilla de vacunación. Debes informarte con anterioridad que es vacunas son necesarias para el ingreso de mascotas al país, desde el extranjero.

Credencial Canina, los perros ahora pueden conseguir al igual que su dueño, la Compostela Canina o la Perregrina. Funciona igual que la Credencial del Peregrino convencional, debe ser sellada durante la ruta y finalmente, en Santiago de Compostela.

 

Llegó el momento de vivir la aventura junto a tu mejor amigo perruno, para organizar tu viaje solo dale clic aquí.

Continúa leyendo: "Camino desde Santiago a Finisterre y Muxía".